La Selva está de luto... mataron al Rey - Por una mayor protección para nuestras áreas naturales protegidas y especies en peligro de extinción.

Este petitorio lleva 4659 firmas recolectadas!

Señores directores de:

Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones

CC:Administración de Parques Nacionales

CC: Dirección Nacional de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación

De nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a ustedes a fin de comunicarles nuestra preocupación por los hechos recientemente sucedidos en el Parque Provincial Urugua-í, Misiones, en relación a la muerte de uno de los últimos yaguaretés presentes en la Selva Misionera en manos de cazadores furtivos.

El yaguareté es el mayor felino de América, tiene un papel clave como predador tope, como regulador del equilibro en los ambientes donde vive. Su presencia en los ecosistemas naturales que todavía habita es un sello de calidad ambiental y suma a los atractivos naturales del norte del país. Además, tiene un valor cultural muy grande. En Argentina fue declarado Monumento Natural Nacional en el año 2001, y Monumento Natural Provincial en Misiones desde el año 1988. La especie se encuentra categorizada como en Peligro Crítico de Extinción a nivel nacional, quedando actualmente menos de 200 individuos en todo el país.

Los científicos del Proyecto Yaguareté, del Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA) y del Instituto de Biología Subtropical (IBS - UNaM) de Iguazú, estudian la población de yaguaretés misioneros, mediante el uso de trampas cámaras y collares satelitales, desde el año 2003. El objetivo de estas investigaciones es obtener datos de la ecología de la especie que ayuden a su conservación en la selva. Guacurarí, un macho adulto de yaguareté, identificado y monitoreado desde el año 2006, fue muerto por cazadores furtivos hace pocos días dentro del Parque Provincial Urugua-í, el área de protección estricta más importante de Misiones. Este ejemplar era uno de los últimos 50 individuos que aún viven en el Corredor Verde de la Selva Misionera y se movía entre las áreas comprendidas por el Parque Nacional Iguazú, Parque Provincial Urugua-í y propiedades privadas.

Según un estudio relizado por especialistas del CONICET junto a colegas de los EE. UU., la caza furtiva es la principal amenaza que enfrentan los yaguaretés en Argentina, incluso dentro de las áreas protegidas, tanto nacionales como provinciales. Si este problema no se revierte pronto, las chances de que los yaguaretés de Misiones se extingan en los próximos 50 años son mayores al 90%. La muerte de Guacurarí y de muchos otros individuos que regularmente corren la misma suerte, es un síntoma claro del estado de situación que viven las áreas naturales protegidas de Misiones. La falta de una correcta implementación de los parques y reservas se suma a las escasas actividades de control y vigilancia, dentro y fuera de los mismos, para evitar el accionar de los cazadores. La escasez de guardaparques y la falta de los medios necesarios que permitan el correcto desarrollo de sus actividades y controles, son uno de los principales problemas del sistema de áreas protegidas de Misiones.

Las Cataratas del Iguazú han sido recientemente declaradas como una de las siete maravillas naturales del mundo, y se espera que se refleje en un importante desarrollo y crecimiento económico de la región, mediante una creciente afluencia de turismo. La provincia de Misiones y el Gobierno Nacional desde hace años sostienen una fuerte política de desarrollo turístico, no sólo utilizando las Cataratas como atractivo sino otras numerosas bellezas naturales con las que cuenta la provincia. De hecho, el eslogan utilizado por el Gobierno de la Provincia, “Misiones, pura vida natural”, deja en claro cuál es el mayor atractivo que los turistas vienen a buscar a esta región del país. Misiones, consciente del valor de estas riquezas, creó el sistema de áreas protegidas más importante del país, para conservar para nosotros y las generaciones futuras la flora y fauna de la Selva Misionera. Hoy estamos fomentando el turismo en la Selva Misionera e invitando al resto del mundo a visitarla y conocerla pero ¿cómo justificamos ante el mundo que un Monumento Natural Nacional sea víctima de cazadores furtivos dentro de una de nuestras áreas protegidas? ¿Cómo se explica que las bellezas naturales sobre las que se basa parte del desarrollo económico de la región, puedan ser depredadas por no contar con la custodia que estas bellezas demandan? ¿Cómo es posible que de tantos ingresos que el desarrollo turístico regional genera, no pueda destinarse lo necesario para preservar el recurso natural que promueve esta actividad?

Es necesario que las autoridades nacionales y provinciales se comprometan seriamente a invertir mayor cantidad de recursos económicos y humanos para proteger a nuestras especies en peligro de extinción y a nuestros ecosistemas naturales, muchos de ellos, únicos en el mundo y de gran valor ambiental, económico y cultural.

Por esto, reclamamos respetuosamente a las autoridades del Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones, de la Administración de Parques Nacionales y de la Dirección Nacional de Fauna Silvestre, que tomen medidas urgentes para que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir.

Para ello, solicitamos de forma urgente:

• Mayor número de guardaparques nacionales y provinciales en las áreas protegidas del Corredor Verde misionero.

• Mayor disponibilidad de infraestructura y recursos para las áreas protegidas, incluyendo vehículos con combustible, seccionales de guardaparques equipadas correctamente, nuevas seccionales o puestos ubicados en áreas estratégicas, etc.

• Implementación de mayor cantidad de controles de tráfico y caza de fauna silvestre, dentro y fuera de las áreas protegidas.

• La aplicación de leyes claras y estrictas que penalicen la cacería de fauna silvestre y la destrucción de los recursos naturales.

• Recursos para la implementación de los Planes de Manejo de las áreas protegidas y el plan de conservación del yaguareté en Misiones.

Nuestras organizaciones cuentan con la voluntad, conocimiento y personal dispuestos a colaborar con la planificación e implementación de éstas y otras medidas, de manera estratégica y eficiente. ¡Es necesario y urgente que protejamos a nuestras especies y ecosistemas en peligro de extinción! No queremos más yaguaretés cazados en la Argentina.

Atentamente:

Categorizado en: Medio ambiente
Se aplica para votantes de: Argentina

Firmar este petitorio »

Promociona este petitorio

Copia la siguiente URL y envíala por mail a tus contactos:

O comparte el petitorio en redes sociales: